El mundo no pertenece al ser humano, antes de las ciudades y carreteras había árboles y animales.

Pero llegaron los humanos y se lo quedaron todo. Sin pensar en las consecuencias.

Anuncios