En la naturaleza no existen los animales “buenos” ni “malos”. Cada uno se comporta como se debe comportar para sobrevivir. Ningún animal mata a otro por diversión (excepto el ser humano, claro)

Aún así siempre hay animales con mala fama, por ejemplo el tiburón. Pero de hecho, hay muchos animales más peligrosos para el ser humano que el tiburón, fijaros en la siguiente imagen.

avpxy4p_700b_v1

Anuncios